Hablemos de condominio: ¿Cómo creamos pertenencia en nuestra comunidad?


lunes, 16 de diciembre de 2019



Este es un estupendo mes para este tipo de práctica en valores. Hemos dicho a lo largo de estos casi dos años de Hablemos de Condominio, “que no se aprecia lo que no se conoce”. Fomentar en los vecinos el sentido de pertenencia es fundamental, para la convivencia y cooperación en el cuidado de los espacios comunes.

¿Cuántos vecinos no conocen quien vive cerca? Muchas veces ni siquiera el nombre de ese vecino lo sabemos. ¿Quién es el presidente del condominio? ¿Quién es el administrador? ¿Dónde vive nuestra conserje, o el vigilante? Tienen familia, ¿Cuáles son sus necesidades? Diciembre es una excelente época para estrechar esos lazos personalmente y no a través de redes sociales. No se trata de ser compinches, más bien es fomentar una sana convivencia y participación desde lo humano.

Algunas ideas

Rafael Augusto López, miembro de la Junta de Condominio de su residencia nos cuenta: “En las residencias Parque Salado, en Ejido estado Mérida, este año recibimos el mes de diciembre compartiendo. Organizamos un evento comunitario con música y cada vecino se presentó para recibir el primero de diciembre en el estacionamiento, fue un evento maravilloso”. Es una tradición que inicia, y que puede convertirse en algo por hacer cada año. El secreto está en la organización, el cambio de gobierno condominal no debe ser un obstáculo, lo importante es el espíritu de los colaboradores que se aboquen a realizarlo.

Algo así sucede en Residencias Trigales de la Pedregosa Sur, donde la Señora Janeth Zambrano es el artífice del evento decembrino. Cada año, la misa de acción de gracias, los villancicos, el espacio para bicicletas y patines junto al San Nicolas para los niños que trae un pequeño obsequio a cada uno y las gaitas para los adultos son ya una tradición que tiene seis años realizándose, indistintamente de la Junta de Condominio a cargo de las residencias. Se aprovecha el espacio para hacer reconocimientos, por ejemplo, al vecino que mejor ha cancelado su condominio en el año, a los más colaboradores o al edificio mejor adornando para la navidad.

Otros edificios por su parte, organizan sus eventos por separado a la residencia, una cena o un desayuno más íntimo, o un compartir cuando adornan el edificio. Se hacen colectas entre todos para preparar una caja con víveres al conserje y al vigilante. El asunto es buscar un espacio y el tiempo propicio de acuerdo a cada comunidad para integrar y conocerse. Crear ese sentido de “Yo pertenezco a esta comunidad, es mi hogar y la cuido con esmero, porque somos como una familia”.

Los proveedores son también parte del condominio. Un saludo navideño, unas palabras de agradecimiento, así sea de forma digital, son un detalle que se sabe apreciar. Lo importante es agradecer por un año más, a pesar de lo difícil y complicado, honrando a quienes hacen una labor anual muy valiosa.

Cerrar cuentas

Estimule a través de mensajes en redes, correo o carteleras, el cerrar el año solvente. Para comenzar un 2020 libre de deudas. Esta especie de ritual, es costumbre en muchos condominios. Estudie los casos, y si alguna familia está pasando por problemas muy serios, buscar la manera entre todos de ayudar con su cuenta, ese sería un estupendo regalo de navidad para quien lo necesita.

Hay cuentas que pagar, el recibo se abulta al cierre del año, por prestaciones y aguinaldos. Cumplir con la obligación, forma parte de una comunidad responsable, y es una manera de honrar a todos esos proveedores de servicios y trabajadores que todo el año han servido a nuestra comunidad.

Si todavía no ha realizado alguna actividad navideña en su edificio, está a tiempo de activarse, anímese, puede ser algo sencillo, no se deje apagar por las circunstancias, porque por sobre todas las cosas la alegría del venezolano siempre estará presente.